La Verdad Desencadenada. (2)

            

               LA  VERDAD  DESENCADENADA

 Cuando el silencio se le impone  a los pueblos, la verdad se esconde. Y  para que algún día salga a la luz, de manera impecable, es necesario deslindarla de las pasiones políticas que la tergiversan y del manto de la ignorancia que la cubre.  

Para los dominicanos y dominicanas, encontrarla en  la  inmensa  maraña de laberintos en que se ha desenvuelto el proceso histórico de la isla desde el surgir de su nacionalidad, será necesario, para sentar de paso el precedente de que a cada quien se le coloque en el justo lugar, cosa de la cual carece la historia del país y beneficiados por ello los culpables de siempre. Porque de lo contrario, las presentes y futuras generaciones seguiràn manteniendo en un altar a los verdugos de sus antecesores.

Un aspecto que ha ayudado a despejar la nebulosa de lo oculto y sacar lo verídico de las intrigas que cambiaron el curso de una parte de la historia del pueblo dominicano, ha sido el trascendental hecho de que durante la administracción del presidente norteamericano Bill Clinton (1993-2001), se empezaron a desclasificar documentos de diferentes épocas, los cuales eran secretos, de las actividades de los gobiernos de ese país en su parte central y de agencias subalternas, para ponerlos a disposición delpúblico en general.

 En marzo del año 2006, apareció un artículo en el diario norteamericano el New York Times, diciendo que el gobierno del presidente Bush había decidido, por recomendaciones principalmente de la CIA, volver a poner bajo “top secret” y parar por tiempo indefinido la pràctica de permitir el que cierto tipo de informaciones fueran del dominio público, principalmente de las que envolvían actividades de organismos encargados de velar por la seguridad del país, como el caso del grupo de inteligencia que hacía la petición, ya que acciones anti-terroristas se estaban poniendo en peligro.  

Pero entre esas dos fechas, tiempo en que se le dio luz verde a una gran cantidad de informaciones de ese tipo, datos relativos a lo que pasó en la República Dominicana en varios de sus períodos políticos más convulsos, quedaron sin el veto para ser divulgados. Muestran una realidad que había estado oculta por muchos años con la política del velo de la seguridad nacional del país fuente de las informaciones.   

Debido a ello hoy conocemos algunos actores extras que estuvieron  implicados en la trama para quitar del medio a Rafael Trujillo, principalmente de aquellos que desde el exterior manejaron los hilos de esa conspiración.  

También enterarnos de lo que estaba haciendo el poder extranjero en complicidad con jerarcas militares a escondidas del presidente de la república para el año de 1963, lo cual da base para señalar una de las razónes para dar el golpe de estado ocurrido en esa fecha.   Y de cómo y quiénes le fueron acomodando el camino al Dr. Balaguer para que ganara las elecciones de 1966 con un gran margen de votos.

La ingerencia de algunos gobernantes de Norteamérica y varias  dependencias del gobierno de ese país en el pasado,  con relación al proceso político dominicano, no causa mucha sorpresa, porque ya eso se sospechaba. 

Lo que sí ha impactado  ha sido comprobar cómo figuras dominicanas predominantes en lo militar y lo político, no solamente fueron complacientes, sino que siguieron órdenes y se beneficiaron a sabiendas, en lo personal, de actitudes y actividades que constituyeron en su momento  un perjuicio para la colectividad en general.

Se especuló siempre sobre esa ingerencia, pero no que había calado tan hondo en hombres cuya ubicación y protagonismo en el acontecer de la república de aquella época, los debió primariamente  llevar a defender el interés nacional, por encima de sus ambiciones personales y de los intereses extranjeros.

En esas informaciones se comprueba como funcionarios  norteamericanos de ese entonces, manipulularon  a su conveniencia, con pocas excepciones, a hombres que protagonizaron una serie de hechos ya históricos después de la desaparición de la dictadura trujillista, y cómo éstos colaboraron sumisamente con cada uno de los requerimientos que se les hacía.  Eso le costó la vida a miles de jóvenes valerosos, quienes enfrentaron ese poder, y a los que desde el patio se aliaron a los mismos durante el desarrollo de la Guerra Fría en suelo dominicano.

También se puede interpretar, al leerse ese tipo de confidencias de los poderosos políticos del Norte, de que el país fue anexado y gobernado por distintas esferas gubernamentales norteamericanas, desprendiéndose de ahí la idea de que el estado dominicano como tal, en un momento determinado, dejó de existir,  por no tener perrogativas de soberanía y autoderminación.

 Y no fue tanto que el país perdiera en situaciones conflictivas ciertas perrogativas de país libre e independiente, como también el que fuera dirigido por hombres con cargos públicos de un estado extranjero,  sino ver cómo en un lapso tan crítico de su historia, fuera representado y guiado por una casta de falsos apóstoles de la nacionalidad que nació al amparo de  “ Dios, Patria y Libertad ” .

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s