LA GUERRA FRIA (24)

                                  LA  GUERRA  FRIA

ANTECEDENTES

 Durante el pasado siglo XX, las intervenciones estadounidense en la República Dominicana a través de canales diplomàticos, políticos, económicos y militares, fueron màs para proteger sus intereses, tantos internos como los que tenían en la región, que ayudar  a los habitantes de  esa república caribeña en su desarrollo o bienestar. 

 Algunas de esas injerencias fueron inducidas por la Guerra Fría y llegaron camuflajeadas en forma de ayudas económicas.  Pero lo que realmente se procuraba con ellas eran determinados beneficios políticos para quienes la proporcionaban. 

Seis grandes eventos inducidos en parte por ese conflicto, convirtieron la mayor parte del siglo XX de la colectividad dominicana en una caldera de pasiones. La actividad política y militar se desborda, a tal extremo, que perjudicaron ese presente y de paso el futuro de aquellos hombres y mujeres que les tocó padecer las consecuencias de esa guerra importada.

Cuando Rafael Trujillo se alineó con los Estados Unidos de Norteamérica en su lucha contra el comunismo, jamàs pensó que alrededor de una década después, esa coyuntura política sería la que en parte acabaría con su régimen. 

 Ya para el año de 1960, los políticos que estaban dirigiendo en esos momentos los destinos del gran imperio del Norte, consideraban que esa dictadura de derecha era una provocación para que los grupos de izquierda se lanzaran a la toma del poder, como ya estaba sucediendo con Cuba y su revolución, por lo cual debía desaparecer. Y también por otras causas, deciden quitarle su apoyo y hacen diligencias para que este se marche del àmbito dominicano. 

Pero lo que perjudicó al conglomerado social dominicano fue que solamente se eliminó a Rafael Trujillo y a su régimen dictatorial, dejàndose intactas las instituciones de la cual se sirvió para sostenerse; y sin castigo a los culpables que lo sustentaron, algunos de los cuales se quedaron en el medio interactuando.  Esto provocó que su “Era”, siguiera funcionando como sistema de gobierno por varios decenios, ya sin el “Jefe”, pero con otros jefes.   

Cuando los dominicanos se fueron a las urnas electorales el 20 de diciembre de 1962, para elegir libremente a su primer presidente después de 31 años de dictadura, jamàs pensaron que la Guerra Fría, en parte, haría ese esfuerzo inútil, ya que frustró el intento de que se instalara la base para que se dieran los cambios que el país necesitaba.   Un golpe de estado disolvió ese gobierno a los siete meses después de su instauración, bajo la acusación de que su presidente, el profesor Juan Bosch, era comunista. 

Situaciones ya históricas, desconocidas en aquella época y en la actualidad ya reveladas, hacen volver a pensar sobre cuàles fueron las verdaderas causas de ese derrocamiento, que los paràmetros de la Guerra Fría cubrieron en toda su dimensión y oficializaron ante la oponión pública nacional e internacional, como un caso donde militares anticomunistas deponían un presidente que lo era. 

Cuando “enamorados de un puro ideal”, tal como dicen en parte, las letras de su himno patriótico, los jóvenes del 14 de junio, siguiendo el ejemplo del origen de la Revolución Cubana y de sus héroes del momento, se van a las montañas a pelear en noviembre de 1963.  Ellos jamàs pensaron que con su acción de hacerle frente a los golpistas, estaban librando una de las tantas batallas que en suelo dominicano iban a ser empujadas por la Guerra Fría.   

Cuando el 24 de abril de 1965, los militares dominicanos se dividen y pelean entre sí, en sus inicios, ambos bandos jamàs pensaron que sus acciones iban a encajar como parte de la Guerra Fría, en el evento que moldearía ideológicamente a un grupo de ellos y los enfrentaría a sus nuevos mentores después de la muerte de Rafael Trujillo.  

El “Jefe” entrenó a sus militares para que vieran como enemigos de la patria a los adversarios del régimen, catalogàndolos de comunistas en los últimos tiempos. Cuando éste desaparece del escenario, la cúpula militar cae en manos de los norteamericanos, quienes les refuerzan esa prioridad, indicàndoles que como defensores de la patria, tenían que combatir a los comunistas.  Pero al producirse lo que se llamó la Revolución de Abril, un grupo de uniformados entiende que los verdaderos enemigos de la patria son ellos y se les enfrentan.

 Cuando el Dr. Joaquín Balaguer llegó como exiliado a la ciudad de New York en el año de 1962, jamàs pensó que un día en el futuro, las mismas fuerzas que lo hizieron salir de su país, serían quienes lo apoyarían para que gobernara a los dominicanos a partir de 1966, ya que para los que dominaban la región durante la Guerra Fría, él era en esos momentos el candidato idóneo.

Ese conflicto le permitió, en un momento determinado, a Rafael Trujillo fortalezer sus relaciones con los norteamericanos, influyendo luego también para acabar con su régimen; él mismo le daría la oportunidad a su excepcional colaborador para llegar y sostenerse en el poder, aplicando la política anti-comunista que quienes lo sustentaban esperaban hiziera. Esto lo demostró en la lucha que libró durante doce años, enfrentando a sangre y fuego a los sectores de la izquierda revolucionaria, en prestarse a ser la cabeza visible de varios gobiernos que presidió, en el exterminio sin contemplación de los jóvenes idealistas de la “generación de la luz”, aquellos que nacieron llevando en su destino el sacrificio hecho a la medida.

Y cuando los que dieron como un hecho de que el foquismo, el experimento cubano que dio origen a su revolución, era cosa del pasado y que jamàs se volverían a dar las condiciones en el àmbito latinoamericano, no tan solo para que surgiera, sino para que nuevamente triunfaran sus objetivos, por el alerta, en parte, en que se encontraban las fuerzas militares norteamericanas y sus aliados regionales; jamàs pensaron que en febrero del año de 1973, estimulado en parte por la Guerra Fría, se produciría un nuevo intento, donde sorpresivamente el comandante Romàn y con solamente ocho hombres se interna en las montañas dominicanas.

Esta acción guerrillera se suma a las dos anteriores que siguieron el mismo destino en igual territorio, dàndole con esto la razón a los que han sostenido siempre, que lo de Cuba fue un accidente histórico e irrepetible.

El ejemplo cubano se constituyó en situaciones adversas que luego se tornaron favorables.  Las fuerzas sociales, esas que que empujan los hechos históricos, jugaron un papel protagónico. Motivaron  el cambio de viento a favor, cosa que no sucedió con el último caso dominicano.  Desde que empezó hasta que terminó, la odisea del coronel Caamaño y sus hombres lo tuvo todo en su contra  

La Guerra Fría hizo posible que en la República Dominicana se radicalizaran aún màs las posiciones de la derecha y de la izquierda.  Impidió el acercamiento de los diàlogos y el concenso, en un tiempo que el país necesitaba transitar por esos caminos y aprender de ese tipo de convivencia para resolver sus crisis internas.

Asimismo, empujó a los hombres y mujeres que habían decidido  participar en las luchas sociales para transformar las estructuras arcaicas del país, a desviar sus objetivos.  Generó que los grandes problemas nacionales siguieran pendientes o sin resolver, y fueran la herencia de esa generación que los vivió y padeció a las siguientes.  

¿Pero qué fue la Guerra Fría?   ¿Cuàndo se originó y porqué?  ¿Cómo llegó a la Rep. Dominicana y porqué incidió de una manera negativa en la vida de sus habitantes?

  Breve historia de sus orígenes:

 En teoría, en un enfoque simple, “el comunismo es el resultado de la supresión de las clases sociales y de hacer colectiva la producción y la distribución de los bienes de consumo según las necesidades.” 

Cuando Carlos Marx empieza a escribir su teoría económica, lo hace en parte impresionado por el trabajo casi esclavo con que se mantenía al obrero inglés durante la Revolución Industrial. 

En ese capitalismo primario, los medios de producción se visualizaban en manos individuales; estos pretendían que la fuerza del trabajo dentro del sistema productivo, fuera el único bien del cual podía disponer el trabajador.  O sea, que la hipótesis económica del comunismo surge, como una respuesta al capitalismo de aquella época, carente de toda sensibilidad humana hacia el obrero, al cual mantenían en una constante explotación.

 En 1917 Vladimir Lenin encabeza una revolución en la Rusia de los zares.  Con sus seguidores, los bolcheviques, implanta la dictadura del proletariado, fase transitoria hacia una sociedad comunista, sin clases sociales ni estado.

De esta manera nace la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, con una modalidad de gobierno que rivaliza con la tradicional democracia del mundo occidental, donde el sistema capitalista se campea a sus anchas.

 “Por primera vez, los socialistas revolucionarios, partidarios de la dictadura del proletariado alcanzan el poder y tienen como primer objetivo transformar la revolución rusa en una revolución mundial.” 

 Por lo anterior, los paises capitalistas empezaron a mirar con desconfianza el proceso político de los bolcheviques.

Pero tanto en la dictadura del proletariado, la ruta hacia la convivencia comunista, como en el capitalismo en su estapa inicial, no se satisfacian las necesidades de toda la población.  Ambos sistemas en sus orígenes no eran perfectos; siempre había un sector rezagado o inconforme.

La burocracia proletaria  rusa, durante el trayecto de su revolución, tuvo que ir cediendo ante la población descontenta, permitiendo ciertas variantes en su estructura para adaptarla al sentir y necesidades de la sociedad.  Esas medidas encajaban perfectamente con el modelo capitalista de gobernar.  Luego, los chinos comunistas hizieron lo mismo.

En los Estados Unidos de Norteamérica, ese capitalismo primario tuvo que irse modificando ante el empuje de la clase obrera.  Por eso, hoy vemos sentados en la mesa de negociaciones al empleador y al empleado, tratando de llegar por un concenso a las aspiraciones de cada quien dentro del sistema productivo.  En esto, los sindicatos se convertieron en uno de los instrumentos màs efectivos con que hoy cuenta el trabajador para lograr las metas deseadas.

 Durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, los rusos van tomando el control  de varios países cercanos a su frontera, los cuales habían quedado devastados económica y socialmente por el conflicto armado, llevando a esos pueblos su nuevo sistema de gobernar y ensanchando el área geográfica de los gobiernos comunistas en Europa.  Por lo cual, Polonia, Checoslovaquia, Albania,Yugoslavia, Rumanía, Bulgaria y una parte de la Alemania dividida, la oriental, se situan dentro de la tendencia ideológica de los rusos   

También en 1949, Mao Tse Tung, tras varios años de lucha armada en la China Continental, consolida su poder y crea la República Popular China de orientación comunista.  Este  derrota al general Chang Kai Shek, quien se refugia junto a sus seguidores en  la cercana isla de Formosa, hoy Taiwan, donde establecen allí a la China Nacionalista, respaldada por los Estados Unidos.

El comunismo  sigue avanzando en Asia, tocando esta vez la puerta en Corea.  Al capitular Japón, al terminarse la segunda guerra mundial, los japoneses son expulsados de ese país, al cual se habían anexado desde 1910.  Durante  el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, tanto tropas norteamericanas como rusas fueron ocupando ese territorio sin tomar en cuenta, al final de la misma, a un gobierno nacionalista coreano en el exilio con asiento en Shangai, que había estado combatiendo a los japoneses. 

 Cuando estos llegan del exilio, se encuentran a los nuevos amos del mundo ocupando su territorio. Tratan el asunto de la reunificación y desocupación, pero los coreanos nacionalistas se oponen a un arbitraje de la ONU, aparte de las divergencias que había entre las dos súper potencias sobre el caso, razones por las cuales no pueden llegar a ningún acuerdo.  

En 1948, tanto en el Sur como en el Norte, celebran elecciones y se proclaman como repúblicas independientes.  Por acuerdos firmados, los rusos abandonan a finales de ese año el suelo coreano, no así los norteamericanos quienes se quedan, violando esos acuerdos.  Las  relaciones  entre los del Norte y los del Sur se tornan difíciles y estalla un conflicto entre las dos partes. Los norteamericanos, bajo la bandera de la ONU y ayudados por tropas inglesas y francesas, participan en esta guerra del lado de los del Sur.

Los del Norte reciben ayuda de la china de Mao y luego en 1951 reciben el apoyo de los soviéticos.  Los norteamericanos no pueden ganar esta vez y son casi obligados a pactar, terminando la misma en un armisticio en el mes de julio de 1953.  Luego la ONU reconoce a las dos coreas.  La del Sur apoyada por los norteamericanos y la del Norte que se mantiene  comunista.  Con esto sigue el mundo dividiéndose ideológicamente.

 Finalizando la década de los años cincuenta, Nikita S. Jruschev, estadista ruso (1953-1964) , en discursos dirigidos a su pueblo por medio de transmisiones radiales, aseguraba que antes de quince años la mayor parte del mundo sería comunista.

El preponderante sector empresarial norteamericano nunca vio con buenos ojos la toma del poder por los bolcheviques en la Rusia de los Zares. Su forma de gobernar fue vista desde un principio como un peligro para el sistema capitalista, surgiendo por ello la desconfianza hacia sus dirigentes. 

Esto motivó a que créditos y patentes de fabricación, de procedencia norteamericana, para ciertos productos, contribuyeran aumentar el arsenal bélico de Hittler.  Deseaban utilizarlo como punta de lanza en contra de los rusos, pero este esquivó lo pretendido, ya que tenía en su propia agenda el cómo, cuando y contra quién hacer las cosas.

Para mediados del año 1945, la Segunda Guerra Mundial había llegado a su fin.  Alemania y Japón, de paso Italia, habían caído en su lucha frente a los tres grandes del momento,  Estados Unidos, Inglaterra y Rusia.  Esta última surgió como potencia militar, después de su gran crisis política y económica que dio al traste con la dinastía de los Zares, y al surgimiento de la dictadura del proletariado, cuando los bolcheviques toman el poder por medio de una revolución.   

Pero los rusos y los norteamericanos no pueden conciliar sus intereses, lo cual hace que de aparente aliados que eran en su lucha principalmente contra Alemania, se conviertan en rivales.  La causa, un supuesto asunto económico que luego se torna político, trayendo de inmediato el enfrentamiento ideológico. Pero esto último destapa la verdadera realidad de su antagonismo, y se convierte  en el gran abismo que los dividiría y enfrentaría durante las siguientes cinco décadas.  Se vuelven hostiles entre sí, sin llegar al enfrentamiento armado.  De esta manera nace la Guerra Fría.

 El conflicto se inicia entre entre 1947 y 1948, tras varios incidentes en Europa, donde el presidente norteamericano Harry Truman da órdenes para tomar medidas e impedir la expansión soviética en el viejo continente.  Luego, a esto se le agrega  la lucha por el control de Corea.  

En 1949 la Unión Soviética logra detonar su primera bomba atómica, cuya tecnología de fabricación hasta ese momento había sido secreta y del dominio exclusivo de los norteamericanos.  Con esto, aumenta la preocupación entre la clase política gobernante en norteamérica, convirtiéndose los rusos en algo verdaderamente a tomar en cuenta en lo adelante, por su política de querer llevar su revolución a nivel mundial.

  El Macartismo:

Cuando en la constitución norteamericana se establece la separación del estado de la iglesia, no es con el fin de proteger a las instituciones religiosas del poder del estado, es para defender al estado del fanatismo religioso, situación vivida por los constituyentes y sus antepasados en  Europa antes de colonizar a Norteamérica.  Pero jamás pensaron cuidarse de otro fanatismo, del que se apodera de los gobernantes cuando estando en el poder restringen los derechos ciudadanos por su manera de pensar.  

En 1947, el presidente Truman (1945-1953), decreta “una verificación de lealtad y depuración de los funcionarios del gobierno en base a sus ideas políticas”. Con estas disposiciones que toma, muestra el miedo de su gobierno ante el avance del comunismo en Europa.  Al  mismo  tiempo desconfianza de sus servidores, principalmente de aquellos con ideas liberales y que externan su desacuerdo en materia de política internacional.

Esto motiva a que entren en vigencia medidas policíacas para inhabilitar en cualquier medio a los ciudadanos sospechosos de simpatizar con los comunistas o de tener ideas contrarias a las del  gobierno. Entonces la aparición de la Guerra Fría, trae como consecuencia el Macartismo.

 En aquellos momentos en Norteamérica, los sectores más conservadores, encabezados por el senador norteamericano Joseph McCarthy, organizador y presidente del Comité de Actividades Antinorteamericanas del senado, toman la ofensiva. Logran hacer legislar y aprobar una ley que declara ilegales las huelgas, quitándoles a los trabajadores una de sus herramientas de presión para lograr mejores condiciones de trabajo. Este senador empieza a liderear una campaña anticomunista a nivel nacional, que atrae a figuras poderosas y que le hacen el juego. 

 Uno de ellos es el Sr. John Edgar Hoover, director en ese entonces y desde 1924 hasta su muerte, del Buró Federal de Investigaciones ( FBI ,  por sus siglas en inglés). Esta agencia del gobierno federal se estaba dedicando a combatir el ganterismo y la mafia.  En la época macartista, añade a sus prioridades perseguir también a los comunistas.    

 El pueblo norteamericano empieza a vivir un proceso deprimente.  Se lesiona uno de sus principales logros como nación: sus libertades públicas.  La democracia tradicional sufre un duro revés; da paso a la intolerancia ideológica, que trae como consecuencia las persecuciones por motivos políticos.

El partido comunista norteamericano es clausurado.  Por los medios de comunicación envían a la población el mensaje de que los hijos de Norteamérica estaban muriendo en Corea por culpa de los comunistas y no iban a permitir sus actividades libremente en el país.  Con esas advertencias sensibilizan a gran parte de la población y la predisponen en contra del comunismo para que apoye las hostilidades en Asia.

Debido a ello, una gran cantidad de ciudadanos pierde sus empleos. La sociedad  cierra las  puertas a esos individuos por temor al FBI, que encabeza las persecuciones.

 Las leyes establecidas no contemplaban ningún tipo de sanción para quienes tuvieran simpatías, expresaran apoyo o asistieran a reuniones auspiciadas por el partido comunista. 

 Por eso, la táctica de amedrentar para aislar de la sociedad al individuo que según ellos estaba “contaminado”, ya que en esa época para un intelectual o un profesional tener que vivir en esas condiciones, era pràcticamente acorralarlo para que se suicidara.  Y eso pasó; y era lo que temían si no iban, los que no rechazaron la invitación para presentarse ante la Comisión de Actividades Antinorteamericanas en el senado de los Estados Unidos. 

Decenas de personas son llamadas al congreso para ser cuestionadas, entre ellas  reconocidos científicos, escritores y artistas. Y en sesiones que se tornan célebres, estos se retractan de antiguas opiniones y acusan bajo presión a todos aquellos que conocen y habían asistidos a reuniones y hechos pronunciamientos en favor de los comunistas. Otros no van, porque declaran ilegítimas dichas vistas. Algunos son procesados por desacato al congreso, multados y condenados a prisión.  Otros hasta toman el camino del exilio.  

 En enero de 1953 llega un nuevo presidente, David Eisenhower  (1953-1961), y declara que no aprobaba los excesos que se estaban cometiendo. Esos comentarios surgieron, porque ya los mismos estaban afectando a miembros del ejército y a funcionarios de su administración.  Pero a pesar de ello, éste declina pararlos.  La verdad era que estaba de por medio la guerra en Corea y necesitaban de esa campaña anticomunista para tener de lado a la mayoría de la población; no podían hacer a un lado a sus promotores ni desprestigiarlos.

La guerra de Corea termina en 1953.  En 1954, el mismo congreso norteamericano, después de una serie de investigaciones, destituye al senador McCarthy.  Le pasó algo parecido a Maximilien Robespierre, quien instauró el reino del terror con la guillotina durante la Revolución Francesa; luego, él mismo cayó guillotinado.

La Guerra Fría provocó el surgimiento del Macartismo.  Le demostró    al pueblo norteamericano que parte de sus instituciones vitales pueden ser vulneradas en cualquier momento y perder de paso uno de sus mayores logros como nación, sus libertades públicas, cuando la extrema derecha toma el poder.                                                                           

El resultado de la Guerra Fría:

 Los hechos históricos no ocurren por casualidad.  A través de ellos, vemos cómo los grandes cambios sociales son empujados la mayoría de las veces, por las grandes crisis económicas.  Un antiguo precedente lo vemos en la desaparición del Imperio Romano. Una de las causas que originan su extinción, està en el decrecer de manera paulatina de su clase media. Y en nuestra época, uno de los imperios que protagonizaban la Guerra Fría, no escapó esa gran realidad. 

 Esa fue una lucha màs ideológica que militar entre sus dos principales contendientes. Pero entre sus aliados, fue todo lo contrario; lo ideológico fue la excusa para el desarrollo de las contiendas bélicas.  

Aunque se armaron  para el enfrentamiento, este nunca se dio.  La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y los Estados Unidos, siempre evitaron encontrarse en el campo de batalla. Tuvieron mucho cuidado de no llegar al holocausto, pues eso era lo que iba a resultar si ambos se lanzaban sus bombas atómicas.  Ya en la postrimería, solamente usaban su cada vez màs creciente poder armamentista, comouna táctica de disuación, para el uno convencer al otro de que era superior y de que no le ganaría en un eventual enfrentamiento.

Tanto los rusos como los norteamericanos usaban aliados regionales para desarrollar su juego político en el tablero del ajedrez mundial.  Solamente cuando estos fracasaban era que usaban sus fuerzas militares.

Por eso, los rusos invaden a Hungría en 1956 y a Checoslovaquia en 1968.  En 1975, en Angola, los cubanos le hacen el favor, cuando estos envían alrededor de 30 mil soldados a ese país africano. 

En nombre de ella, los norteamericanos se fueron a Corea, donde mueren màs de treinta mil.  Luego invaden a Vietnam, teniendo que salir de allí varios años después sin poder ganar esa guerra, en donde pierden alrededor de cincuenta mil jóvenes. Cuando en su propia región de dominación Cuba le da la espalda porque que se va al lado de los rusos, y por temor a que sucediera lo mismo en la República Dominicana, no dudan en invadirla en abril de 1965.   Casi dos décadas después, le toca el turno a Granada, en octubre del año de 1983; se la arrebatan a los cubanos de las manos. 

 Esa fue una guerra donde ni una sola bomba, ni un solo disparo, afectó las estructuras físicas de sus principales adversarios.  El escenario, el espacio o lo que es lo mismo, las ciudades, pueblos, barrios y aldeas, las pusieron los países del tercer mundo.  

 La china de Mao, el otro gigante del mundo comunista, ya teniendo una pugna dogmàtica que los separa de los rusos, da un giro histórico que sorprende al mundo por su pragmatismo, cuando establece no sólo relaciones diplomàticas con los Estados Unidos, sino que cede en la práctica ortodoxa de su ideología, para así conseguir los dólares del que se convirtió en esos momentos en un aliado tàctico en su enfrentamiento con la Unión Soviética, permitiendo que inundaran su país de empresas de manufacturas, donde ellos ponen una mano de obra barata acorde a los intereses del capitalista que va a invertir.

Los cubanos por otro lado, al perder el apoyo económico de los rusos y padecer el bloqueo comercial de los norteamericanos, cada día se han tenido que ir acercando al mundo capitalista, en busca de los dólares que necesitan, implementando una serie de medidas de ese género dentro de su dictadura proletaria, que ha tenido que irse modificando ante su angustiante realidad monetaria.  Aunque con precariedades, siguen manteniendo vivo el espíritu de su revolución, esa que los ojos de una generación de latinoamericanos vieron una vez como el camino a seguir.

Tratar de mantener la supremacía en el orden militar y la carrera espacial, junto a los gastos en ayudas a sus aliados, fue demasiado para la siempre debilitada finanza rusas, donde los burócratas del Partido Comunista sacrificaron  por largos años a su pueblo, para así conseguir los objetivos políticos que perseguían a nivel mundial.  Y debido a esto último, la última palabra en la Guerra Fría no la tuvo el enfrentamiento armado, sinó la realidad económica de los adversarios.

 Y debido principalmente al desplome económico, como también a las pugnas internas de su burocracia, la Unión Soviética, como un síntoma decadente de su hegemonía, ve caer impávida en 1989, el muro de Berlín, el cual sintetizó los aires de la Guerra Fría en la época de su creación, marcando esta vez de manera simbólica parte del proceso final de la misma. 

Entonces, la unidad territorial rusa, la cual estaba compuesta por cerca de cincuenta repúblicas, se divide en varias de sus antiguas demarcaciones, las cuales se hacen independientes y dejan a un  lado el pensamiento ideológico que da origen al comunismo, integràndose las mismas a las naciones de occidente, al adoptar la forma de vida capitalista.  Por lo cual, los Estados Unidos ganan la Guerra Fría y se convierten en la nueva Roma del imperio, dominando al mundo con sus dólares y el respaldo cada vez màs creciente de su poderío militar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s