BUSQUEMOS LA VERDAD… (39)

              Busquemos  la  verdad …

 …en las páginas amarillentas y casi destruidas por el tiempo, de algunos periódicos.

 …en lápidas cubiertas de polvo y en el fondo de las aguas de un impetuoso mar caribe, donde fueron a parar los despojos de tantas víctimas de la tiranía trujillista.

 … latente, en el corazón de algún sobreviviente.

 …en el secreto a voces de lugares como el “9″ y la “40″, donde el cuerpo humano fue lacerado, violado en cada pedazo de carne y mutilado en sus partes íntimas.

 …en el penal de la Victoria, en sus celdas de confinamiento solitario, en donde hombres y mujeres destilaron el dolor de la degradación humana, muchos de ellos por pensar diferente.

 …en los motivos de los que empuñaron y ayudaron a empuñar las armas para producir un tiranicidio, lo cual acabó con la pesadilla de un pueblo.

 … en la conciencia de uno que otro “carnicero” que burló la justicia.

 … en aquel primer voto lleno de esperanza que fue anulado un 25 de septiembre.

 …en las Manaclas, lugar montañoso, donde murió  un grupo de jóvenes que la sed de justicia convirtió en guerrilleros.

 …en el coraje que mostró el combatiente constitucionalista, mal equipado y con pocos pertrechos, al enfrentarse a un poderoso invasor..

 …en los perfiles urbanos y en cualquier recoveco de un paraje rural, donde los agresores de la condición humana en plena luz del día, con las sombras de la noche y la fuerza de la ilegalidad a  mansalva, se convirtieron en las  “fuerzas incontrolables”.

 …en el padecimiento de aquellos que deciden servir de carnadas de tiburones en el Canal de la Mona o morir asfixiados en la bodega de una embarcación, ante que morir de hambre  en el lugar que los vio nacer.

 …en el porqué se borró la paz ciudadana en las calles, donde el fusilamiento de las víctimas del sistema es aplaudido por aquellos que temen algo que perder.

 … para  evitar  que  la  generación en cierne y las del porvenir, por  ignorancia,  sigan colocando  en  un  altar  a   los  verdugos  de sus  antecesores  y  a  los  culpables  de  su  presente  incierto

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s